Hidrógeno verde, la clave para la neutralidad climática

Hidrógeno verde, la clave para la neutralidad climática

La necesidad de alcanzar a la neutralidad de emisiones de CO2 es cada vez más urgente. El cambio climático está acentuando la degradación del medio ambiente y, en consecuencia, los fenómenos meteorológicos extremos, las sequías, la pérdida de biodiversidad y las muertes relacionadas con la contaminación se están incrementando.

Ante esta situación, la Unión Europea puso en marcha en 2019 el Pacto Verde Europeo “Green Deal” con el objetivo de preservar, mantener y mejorar el capital natural de la Unión Europea al mismo tiempo que favorecer una transición ecológica hacia la descarbonización y las cero emisiones.

Entre los objetivos planteados, secundados por todos los países miembros, se encuentra el de que la naturaleza sea capaz de absorber todas las emisiones de efecto invernadero antes de 2050. Un reto, que cuenta con el apoyo económico de Unión Europea enfocado, entre otras cosas, a la innovación industrial y a la eficiencia energética a partir de la búsqueda de alternativas a los combustibles fósiles. Justo en este punto, las energías renovables junto al llamado hidrógeno verde parecen tener la solución.

El hidrógeno verde es un combustible libre de carbono que se obtiene del proceso de electrólisis. Un proceso que consiste en la descomposición del agua dando lugar a los gases de oxígeno e hidrogeno. Aquí encontramos la clave de la gran importancia y potencial que tiene este combustible.

Debemos tener en cuenta que el hidrógeno es el elemento químico más abundante en el mundo lo que supondría, en caso de expandir su uso, una fuente inagotable de energía con cero emisiones.

Además, los beneficios del hidrógeno verde son el almacenamiento (carece de caducidad tras su producción), la viabilidad en el transporte (podría viajar por los mismos canales que lo hace el gas) y resulta una energía de lo más versátil. También es cierto que los aspectos negativos están presentes y hay que tenerlos en cuenta. El coste de producción de hidrógeno verde supone, por ahora, un mayor coste relacionado con el empleo de energías renovables más costosas que las tradicionales y por obtenerse en un proceso que precisa de más energía que otros combustibles, por ello, urge avanzar en fórmulas de innovación y desarrollo que permitan abaratar su coste y alcanzar una mayor y más sostenible eficiencia. En este sentido, los proyectos que llevan a la práctica estos procesos de innovación son determinantes para sentar los precedentes de lo que supondría un gran salto en la transición ecológica y una gran contención para el cambio climático.

El Parlamento Europeo identificó que “solo el hidrógeno verde, producido a partir de fuentes renovables, puede contribuir de manera sostenible a lograr la neutralidad climática a largo plazo”. Por ello, la necesidad de fomentar la demanda de este combustible, así como el desarrollo de las infraestructuras que permitirán una implementación real, es imprescindible. Todo ello, junto a la evaluación de los conductos existentes para combustibles fósiles para la reutilización de los mismos, en el transporte del hidrógeno verde, así como la certificación de este combustible bajo las normas de la Unión Europea.

Aunque, hasta el momento, el hidrógeno verde (su producción y rentabilidad) evoluciona lenta, pero decididamente, algunas empresas como nuestra aliada Aqualia, ha decidido dar el paso (junto a otras) hacia esta transición energética con el proyecto ECLOSION, una investigación de impacto que tiene como objetivo la producción de hidrógeno verde y biometano a partir de residuos y aguas residuales. Todo ello, con el fin de virar hacia fuentes renovables que, hasta el momento, tan solo suponen el 1% del hidrógeno producido en el Planeta.

Cifras, las de la producción de hidrógeno (96 % proviene de fuentes fósiles) que chocan con los objetivos de la Agenda 2030 que insta a que el 25% del hidrógeno consumido por la industria sea renovable para 2030.  

El uso del hidrógeno verde abre las puertas a una forma nueva de producir, a una nueva forma de viajar y a una nueva forma de frenar el cambio climático y cuidar nuestros ecosistemas.

¿Nos ayudas a proteger el Planeta? Difunde y crea conciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redimensionar imagen
Contraste