Aqualia protagonista de Brave Blue World

Aqualia protagonista de Brave Blue World

Ayer, 22 de octubre de 2020, la plataforma digital Netflix estrenó un nuevo documental para hacernos pensar sobre la necesaria revolución cultural del agua. En él nuestra aliada Aqualia ejerce de protagonista. El documental se llama «Brave Blue World». Un acertado juego de palabras basado en la distópica obra de Aldous Huxley «Brave new world» que en español conocemos como «Un mundo feliz», y que no nos prometía una arcadia feliz. Y tal como recordamos permanentemente, sin agua, no cabe ningún tipo de futuro.

Brave Blue World es un impactante documental que, en un tono esperanzador, pretende impulsar un cambio positivo en la cultura del agua y el saneamiento a nivel mundial. La obra cuenta con una audiencia potencial de 193 millones de personas en todo el Mundo. Está grabado en los cinco continentes. Brave Blue World cuenta la forma en que la humanidad está desarrollando innovaciones y nuevas tecnologías para replantear la gestión del agua. No olvidemos el escenario incierto de estrés hídrico y reparto desigual de agua potable, que tenemos ante nosotros. Los productores del documental han realizado un viaje por los cinco continentes en busca de algunos de los pioneros que están desarrollando los proyectos más exitosos en materia de agua y saneamiento.

En él se explican 12 proyectos concretos que intentan conjurarse para evitar un futuro sin agua. Y uno de ellos es el proyecto de Aqualia llamado All-gas.

El Proyecto All-gas de Aqualia

All-gas comenzó como un proyecto del 7º Programa Marco de la UE y ha supuesto un cambio en el paradigma de la depuración. La investigación ha demostrado a escala industrial cómo las aguas residuales deben considerarse no como un mero residuo, sino como una fuente de bioproductos de alto valor añadido. Así, los nutrientes contenidos en las aguas residuales se aprovechan para el cultivo de microalgas que a su vez se transforman en biogás de uso vehicular al tiempo que se facilita la depuración de aguas residuales.

Actualmente, el proyecto All-gas es capaz de mover hasta 20 coches con el biocombustible obtenido en una hectárea de terreno al mismo tiempo que trata las aguas residuales producidas por 5.000 habitantes. El proyecto ahorra de esta forma la emisión de más de 180 toneladas de CO2 al año en el tratamiento de aguas residuales y aproximadamente otras 100 toneladas por la generación de biocombustibles renovables.

En este sentido y entre otros logros, Aqualia ha acelerado sus esfuerzos para transformar las EDAR en biofactorías. Ha conseguido reducir un 13,8% las emisiones de CO2. Está desarrollando soluciones digitales como Aqualia Live, que facilitan la gestión eficiente del agua. Colabora con los Ayuntamientos en el despliegue de bonos, tarifas sociales y fondos de solidaridad en un 58% de los mismos. Y ha generado un valor económico de 1.262,47 millones de euros.

Por todo ello, entendemos que este proyecto de Aqualia esté incluido en este necesario y oportuno documental. Documental que recomendamos que veamos y sobre el que debemos reflexionar.

El Trailer de Brave Blue World

Y por supuesto, agradecer a Aqualia este esfuerzo para conseguir un planeta más sostenible. Os dejamos con el trailer del documental, para abriros el interés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Redimensionar imagen
Contraste